lunes, 2 de julio de 2012

Bocetos Bestiario de La Marca del Este

La única cosa que me decepcionó en su momento del reglamento de Aventuras en La Marca del Este fue, como me parece que ya he dicho alguna vez, que no todos los monstruos tenían ilustración y además, curiosamente faltaban ilustraciones de aquellos monstruos más desconocidos y/o más abstractos.

Aprovechando el tiempo libre que tenía en aquel momento decidí que, para poder incluirlos en las cartas a color que estaba haciendo, iba a currarme también las ilustraciones ausentes. Hice una lista y salieron nada menos que 47 bichos sin ilustración, pero no me desanimé y empecé con los bocetos.

Esta tarde, para quitarme de encima el estrés resultante de haber presentado la declaración de la renta a última hora, me he puesto a repasar alguno de estos bocetos. Aquí los dejo, junto con unos cuantos comentarios.

El Basilisco. Ya lo puse aquí en el blog. Estos son los bocetos que hice en su momento hasta llegar al dibujo definitivo.

El Berserker. La idea es dibujar a un berserker exhausto después de un combate, y con una expresión enloquecida en el rostro. El berserker estará lleno de heridas y armado con dos espadas.

El Chillón. Uno de los monstruos que desconocía totalmente. Me he inspirado en la ilustración del bestiario de D&D, pero dándole algo más de detalle y un aire algo más moderno.

El Cieno Gris. Lo dibujaré sobre un suelo pantanoso y con un color violáceo.

El Moho Amarillo. Este, para hacer honor a su nombre, será representado en una zona húmeda, como una alcantarilla o algo parecido. Ya he buscado una textura que le va como anillo al dedo para representar el moho.

La Jalea Ocre. Este lo representaré en un suelo embaldosado, como si fuera una cocina o algo así.

El Hada. Me falta retocarle algo los pechos (No tengo acceso a demasiadas modelos por aquí, desgraciadamente). La idea es que quede sexy, pero no ordinaria. No quiero ponerle ropa.

El Gnomo. Me he inspirado en Link, el personaje de Zelda, que tiene un cierto aire a gnomo aunque sea más bien algo parecido a un elfo. Para que se parezca más a un gnomo me he limitado a añadirle barriga, pero creo que tendré que hacer algo más al respecto, como a lo mejor añadirle una mochila y/o accesorios como una bolsa en el cinturón, etc.

El Thoul. Otro de los que no había oído hablar nunca. Me alegro de haberlo conocido y me extraña que esta mezcla de troll y orco no sea más conocida.

El Gusano Carroñero. Aquí no he querido inventar nada y me he basado directamente en las ilustraciones de las ediciones más recientes de D&D, aunque lo he modificado algo para darle un aspecto más insectoide.

La Sombra. Aquí me he ido a lo sencillo: una simple sombra de un guerrero sobre una pared.